El Retorno

|

La naturaleza, el ser y la libertad: el camino al retorno

El mar y la tierra, tan amplios como el mismo cielo. Nuestro ser, la humanidad, tan profunda como la misma naturaleza. Somos naturaleza, pero lo hemos olvidado.

Se piensa a la humanidad como permanente, cerrada con sus normas y preceptos sociales. Se la quiere proteger y perpetuar, cuando en realidad esta humanidad —con sus leyes— va en contra del ser, de su naturaleza original, de lo que deberíamos ser.

En la búsqueda de una mayor consciencia, el ser libre despierta.

La humanidad no es permanencia, no está cerrada, ni mucho menos un límite o un final. Sus leyes no están escritas en ninguna parte en el exterior, pero en el interior de cada ser, en el ser natural.

Retornar a ti, ser libres. Ser seres en tránsito porque lo propio de la naturaleza es cambiar continuamente, es devenir.

El ser libre se reconcilia con sus instintos, con su naturaleza, con su impermanencia. Su éxito no se basa en las reglas de la sociedad, pero en el conocimiento profundo de su mundo interior, de la voluntad de la naturaleza. Para vivir así y desear con infinita felicidad el retorno a ella.

Caminar por el mundo, fieles a este sentido, porque más allá de lo temporal y lo espacial…

…más allá, está el ser: espíritu libre y creador.

Porque al salir de esa cárcel se desvanece el oprimido, afirmando la vida y su ser íntimo; preparado para el eterno retorno.

Sthephania Hermit es fotógrafa de Lima, Perú. Vivió en Mekoryuk, Alaska por dos años, donde tomó las fotos de esta serie. Su página de fotografía es “El ojo de una ermitaña“.

Share on:

5 thoughts on “El Retorno”

Leave a Comment